martes, 11 de febrero de 2020

Impresionante la actitud de la población China.

Mi  admiración y cariño hacia ellos es   sin límites.


La población china residente en España  se comporta con una serenidad y con un respeto hacia los demás tremendo.


Se aíslan voluntariamente, para no poner en riesgo a sus vecinos, hasta que  pase el período de infección.


 Llevan mascarillas. No  crean problemas. Son correctos y educados. Basta de  discriminar o  de actitudes xenófobas.

 Cumplen las normas. Obedecen a las autoridades.  Realizan una cuarentena en una ciudad TRES VECES mas grande que Barcelona sin alboroto.

Tenemos mucho que aprender de sus ciudadanos, no de sus autoridades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario